Foto by David Izkierdo Arispon

Normalmente busco siempre algo que decir en mis fotografías. Intento mostrar esa vida personal y oculta que hay detrás de cada personaje retratado. En algunos casos ficticia -porque uno lo imagina- y en otros verídica; porque también he sido testigo de ese protagonismo desde otro ángulo, desde otra perspectiva.

No puedo negar que el protagonista  de esta foto -y de muchas más que tengo en el cajón de sastre- tiene feeling delante de la cámara y aquí pude retratar parte de lo que es él o simplemente como yo le veo desde la oscuridad, desde dentro. Me apetece hacer una serie de fotos con este concepto a diferentes personas que conozco. Quiero manifestar con ello como yo les veo.  En breve me pondré manos a la obra….

Aunque no se aprecie -por la calidad de la foto subida a la web- el perro lleva en su cuello colgando  una  “llave maestra” para “liberar al niño de la madurez” exclavizado a la mesita de noche (atención a las cadenas y candados de sus tobillos) lugar donde depositamos nuestros problemas y horas de insomnio por las precupaciones del día a día: La responsabilidad, la primera desilusión y la primera “bofetada” de realidad, etc… Todo en un ambiente lúgubre.

El “cachorro con alas de papel” – simil a un Ángel de la Guarda-  con cierto aire de “icono infantil“, viene a rescatarlo para devolverle la infancia (muy ¿Peter Pan no?)  por eso va al caso lo de la llave en el cuello del perro (Rocky) y si… aunque no lo parezca, todo ha sido hecho de una manera muy artesana y casera: ¿Qué os parece el resultado? 😉

¡Ah! Por cierto se me olvidaba, la fotografía se titula “Infancia rescatada“.

Si queréis podéis más fotos de este tipo en mi otro portafolio (pincha aquí). 🙂

Deja un comentario